Baloncesto y memoria visual, parte de un entrenamiento completo.

¿La memoria visual puede potenciar tu baloncesto?

En este post, te lo queremos demostrar; sí, la memoria visual te ayudará a mejorar tu juego, tu inteligencia en el campo.

Antes de empezar,  te recomiendo que veas este vídeo: Lebron explicando la jugada clave por la que perdieron un partido contra Boston, en los últimos play-offs con los Cavs.

Esta rueda de prensa fue justo tras el partido, ni siquiera había visto la jugada pero la tenía en la mente, la había memorizado y visualizado. Sabe cómo se han movido sus compañeros, sabe cómo le han ganado sus contrarios. Estoy seguro que, al menos él, estará atento si el equipo contrario intenta hacer las mismas jugadas y podrá corregir los errores de sus compañeros (y los suyos) si se repite esa situación.

Pero la memoria visual es mucho más que visualizar unas jugadas.

Es estudiar a un rival en tu semana antes del partido y saber que, cuando gira la pierna derecha, va a salir para el lado que mejor le viene, o que cuando mira a su pivot, se la va a pasar o va a hacer un pick and roll sencillo con él. Si todo esto lo sabemos con antelación, si se entrena, mejorarás tu memoria, te anticiparás al movimiento de tu adversario… potenciarás tu rendimiento y tu juego.

La importancia de la memoria visual en el baloncesto

Además de todas estas ventajas, llamémolas ventajas técnicas y tácticas, existe un componente mental.

Si estás rápido mentalmente, si conoces a tu rival y tienes visualizados sus movimientos, vas a tener seguridad en lo que estás haciendo y tu cerebro te premia por esto. Todo eso, pero al contrario, le sucede a tu rival: su mente le penaliza; en cada jugada que tu te adelantas a sus movimientos (robes o no el balón, tapones o no su tiro), él sabe que conoces a la perfección su juego y cada vez tiene más presión.

Hablamos de un jugador solo, pero imagina que un equipo entero tenga en su memoria, la imagen de cada acción que su rival repite en los partidos y prevee la jugada que va a hacer. No estamos hablando de qué plantear tácticamente para compensar una jugada de un equipo, hablamos de pequeños detalles visuales que, si se conocen y se han memorizado, te ayudarán a anticipar los movimientos.

Baloncesto y memoria visual

Y, ¿se puede trabajar la memoria visual?

Por supuesto. Todo (o casi todo), se puede mejorar. Cuando hay un nivel físico muy parecido entre todos los jugadores, cuando el gesto técnico se ha trabajado tanto y el talento se ha exprimido, lo que importa son los detalles y el cerebro. Mejorar cada una de las diferentes herramientas, te permitirá pasar de un buen jugador o un jugador top, y la memoria es una de ellas.

Esperemos que hayas aprendido más cosas sobre la memoria visual para tu deporte.

Nos encantaría aprender de ti y demostrarte cómo mejorar las habilidades visuales en el baloncesto.

Contacta con nuestro equipo sin compromiso >> Haz clic aquí.